La Medicina personalizada se inició en la década de los 60, con el descubrimiento del receptor de estrógeno y la introducción de la terapia antiestrogénica en el tratamiento del cáncer de seno. La prueba para la clasificación del receptor de la hormona se tornó un importante factor de estratificación para el tratamiento y pronóstico de la enfermedad.
Aproximadamente, cuarenta años más tarde, fue anunciada la "la nueva era de la Medicina Personalizada".
Existen muchas razones por la cuales la medicina personalizada puede contribuir para medicamentos conocer mejor y tratar patologías modernas. Prácticamente todas las enfermedades poseen un componente genético, que puede ser preponderante en algunas, como la fibrosis cística, hemofilia y algunos tipos de cánceres (tumores hereditarios).
En este caso, se habla en predisposición y generalmente un gen de alta expresividad está involucrado en la etipatogénesis de cada una de ellas.
Sin embargo, la Medicina realizada en la actualidad aún es considerada generalista, aunque esté en transición para la etapa de estratificación, con vistas a la personalización.
Según Jorgensen (2008) es un paso inteligente donde la medicina basada en evidencias se enlaza a la medicina genómica, donde el paciente es visto con mirada "genética" estando ahí considerados sus procesos metabólicos y sus respectivas proteínas involucradas. Teniendo en cuenta lo anterior, la genética transformará el estilo de vida de las personas, el Centro de Medicina Molecular Avanzada Primed en alianza con el prestigioso Centro de Genomas de Brasil promueven las 5ps de la medicina personalizada son:
Participativa, Personal, Predictiva, Preventiva,Proactiva; de este modo, se busca identificar las causas de las enfermedades existentes, detectar marcadores de susceptibilidad a enfermedades futuras y prenunciar la eficacia de un determinado tratamiento, constituyendo uno de los beneficios tangibles de la nueva era.